Recomendaciones del cuidado de la columna



La columna es el eje del cuerpo y su propósito fundamental es proteger el principal sistema del cuerpo: el sistema nervioso. A través de los años puede haber daño y como resultado tendremos vértebras salidas que presionen los nervios (subluxación vertebral). Ya que los nervios controlan absolutamente todo en el cuerpo humano, la columna tiene una relación directa con nuestra salud y con nuestra calidad de vida. De esta forma un problema en esa estructura crea un desbalance y un desequilibrio que afecta al cuerpo en su totalidad. 


Estas desviaciones en la columna (subluxaciones vertebrales) ocurren por varias razones y por las cuales la columna merece el mejor de los cuidados, para esto necesitamos una cultura de prevención y mantenimiento, con una mentalidad higiénica para corregir, prevenir y evitar problemas en la salud asociados con la columna vertebral.



Así, las recomendaciones sobre el cuidado de la columna son las siguientes:



1. Por niños, chequeos después del parto, asegurándose de que el bebé recién nacido esté libre de subluxaciones.




2. Un chequeo mensual durante la vida para encontrar subluxaciones y, si es que las hay, alinear la columna y corregir la subluxación.




3. Adoptar una vida orientada hacia las buenas posturas, consciente de cómo la columna afecta la salud y la calidad de vida.